DE VISITA EN EL PASADO

DE VISITA EN EL PASADO

DE VISITA EN EL PASADO
Es precisamente Pio Baroja el hilo conductor que nos lleva a hablar de Santos Yubero y su relación Viena Capellanes, cuyas fachadas de los establecimientos siempre le parecieron parte de la fisonomía madrileña. Aunque no sólo tomó fotos de lo que ocurría en el exterior y de los coches de reparto.
Ya parece un momento más que necesario para agradecer el esfuerzo colectivo que desde cualquier ámbito se ha erigido como muro de contención de los muchos estragos que ha estado causando el debido aislamiento, del que ahora parece que comenzamos a resurgir. El mundo de la cultura, las empresas privadas y hasta instituciones oficiales han puesto al servicio de esta crisis todo cuanto han podido, un universo virtual de emociones con el que también hemos logrado combatir las secuelas de la pandemia. Visitar el Louvre, recorrer las pirámides de Egipto, asistir a conciertos o a obras teatrales desde casa se han convertido en una práctica habitual en estos días. Lo que a veces parecía inaccesible de pronto está al alcance de la mano.

Desde el pasado 25 de mayo el Gobierno regional invita a conocer de forma online el fondo fotográfico de Martín Santos Yubero, nombre clave en la historia de la fotografía española, aunque, por precisar, de la historia de Madrid, ciudad de la que fue uno de sus grandes cronistas visuales.

Madrileño de nacimiento (Vallecas, 1903) y como suele decirse, también de vocación, Santos Yubero no tardó mucho en destilar su talento. Con tan solo 17 años se compró su primera cámara (una Kodak de cajón) y en cuestión de meses sus reportajes llamarón la atención de la redacción del periódico La Nación, quien le ofreció su primer contrato en lo que sería una interminable lista de colaboraciones en casi toda la prensa nacional a lo largo de su trayectoria.

Su trabajo recorre los momentos más trascendentales de nuestra historia. Fue testigo de la dictadura de Primo de Rivera y de la de Berenguer; fotografió la vida durante la Segunda República, y sufrió, siempre detrás de su cámara, los años atroces de la Guerra Civil; convivió y compartió la remodelación urbana de un Madrid devastado por la furia de las contiendas; siempre atento a lo cotidiano, buscando hacer lo más palpable el relato de lo que sucedía. Y no solo en Madrid. También se interesó en noticias sobrecogedoras como la de la rotura de la Presa de Vega de Tera sobre el pueblo de Ribadelago, el 10 de abril de 1959, ocasión en la que realizó un escalofriante reportaje que muestra que no había territorio o situación que no le preocupara.

Pero Madrid siempre estuvo en el corazón de su objetivo. Hizo literalmente miles y miles de fotos de la ciudad, de las fachadas, de sus calles, de su gente, de su manera de vivir y de la noche. Y claramente contrario a dejarse clasificar como un fotógrafo especializado en algún tema concreto, no son menos excepcionales sus retratos a personajes de la talla de Jardiel Poncela, Valle Inclán, Camilo José Cela, Jacinto Benavente, Menéndez Pidal, Corpus Varga, Celia Gámez, Manolete o Pio Baroja.

Es precisamente Pio Baroja el hilo conductor que nos lleva a hablar de Santos Yubero y su relación Viena Capellanes, cuyas fachadas de los establecimientos siempre le parecieron parte de la fisonomía madrileña.  Aunque no sólo tomó fotos de lo que ocurría en el exterior y de los coches de reparto. Esta exposición virtual recoge hermosas fotografías del interior de las tiendas y de algunos caterings organizados por la empresa y también dos retratos grupales en los cuales se pueden ver a los trabajadores de la tahona mientras fabrican dulces y bollos o mientras horneaban pan, o pan de lujo como era más conocido en esas fechas.

Otra mítica fotógrafa, Berenice Abbot, dijo que la fotografía enseña a las personas a ver. Y Santos Yubero parece fiel a ese precepto. Muchos son instantes de vida que, en apariencia, no parecen contar nada. Pero si vemos con atención, si nos acercamos al detalle, las historias aflorarán.

Así pues, bienvenidos a este recorrido visual por la historia de Viena Capellanes, incluyendo la sabía y calmada mirada de Santos Yubero.

Los Archivos de la Comunidad de Madrid con fotos de Viena Capellanes os invitan.

Aprendamos a ver.

Ada Simón
Junio 2020

 

Comentarios (0)

Deja tu comentario

Respuesta a
CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Refresca la imagen